The hateful eight: Tarantino se sabe guapo

hace 4 años en Críticas por

A estas alturas, creo que no es necesario presentar, ni tampoco ensalzar la filmografía de Quentin Tarantino. No es por hacerle un feo ni nada de eso; simplemente, la obra del genial director es de sobra conocida para cualquier amante del cine: tanto los de ‘Transformers’ como los de ‘Persona’. Sin lugar a dudas, si hay algo que caracteriza todas y cada una de las películas de Tarantino, es ese ‘gamberrismo’ a la hora de escribir y dirigir. En los tiempos que corren, donde la industria cinematográfica se mueve por y para los dólares del mundo, directores como Tarantino son del tipo ‘rinoceronte blanco’: extraordinarios y tristemente escasos.

hateful-eight-cineyear1

Con este panorama, si alguien como Tarantino estrena una película, la expectación que se genera es bastante alta. Siempre se espera una nueva ‘Reservoir Dogs’, o diálogos tan memorables como los de ‘Pulp fiction’. ‘The hateful eight‘ es Tarantino 100% desde el primer minuto; sin embargo, no creo que cumpla con las expectativas de todos los públicos. Con ese carácter romanticista que suele desprender, Tarantino, para empezar, decidió rodar este Western en panavisión, como en la época dorada del género. Este aspecto —que por desgracia creo que solo se puede disfrutar en un cine de toda España—, se justifica con una contención en la acción, bastante desconocida en el director.

Cuando digo contención en la acción, no me refiero a que no haya acción, sino que no hay tanto ‘movimiento’ como sería de esperar en Tarantino. A cambio, entrega una historia mucho más minimalista en cuanto a escenarios y sucesos de lo que nos tiene acostumbrados. Esto hace que los diálogos y el desarrollo de los personajes cobren mucho más protagonismo, otorgando cierto aroma teatral a las casi tres horas de película; más si cabe, gracias a un elenco actoral a la altura de las circunstancias: Kurt Russell, Samuel L. Jackson, Tim Roth, Jennifer Jason Leigh, y compañía.

Por todo ello, creo que ‘The hateful eight’, es una de las obras más personales del ya de por sí, personal cine de Tarantino. Es cierto que su metraje puede ser excesivo, y que la película no tiene el ritmo trepidante de otros trabajos, pero ahí sigue estando el sello de la casa en no pocos momentos. Por desgracia, a los grandes directores siempre se les ‘exige’ una nueva obra maestra. No creo que este trabajo se pueda colocar a la altura de sus grandes películas, pero sin lugar a dudas, supera con creces a la inmensa mayoría del cine que se estrena en nuestro país.

 

Leer más en: Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

La Favorita – Los Límites del Amor

Bohemian Rhapsody – La diversa familia del rock

Quién te cantará – Reinventarse o morir

La buena esposa – Un mundo de hombres