Star Wars: Han Solo – Nueve cameos y detalles que has podido perderte

hace 7 meses en Desvarios cinéfilos, El despacho del Master por

Cada nueva película de Star Wars es siempre todo un evento. Y no solo eso, es fuente inagotable de elucubraciones y teorías sobre lo que veremos en ella y lo que vendrá más adelante.

Y, por supuesto, los cameos. Los llamados huevos de Pascua, esos detalles, curiosidades y referencias más o menos escondidos en la película que a muchos nos encanta descubrir.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 8.42.52

Mírale, el sinvergüenza…

En Cineyear nos apasiona buscar, cazar y traerte todos esos detalles que tal vez pasaste por alto y que, creemos, te gustará saber. Ya lo hicimos con Rogue One, una Historia de Star Wars, y ahora repetimos con Han Solo, una Historia de Star Wars


 

1. Forajidos familiares: de Tatooine a Jedha.

Son varias las similitudes que tienen Rogue One y Han Solo. Como película, tienen un tono narrativo similar, un tratamiento de los personajes y su ambigüedad moral –o su autenticidad– elaborado y creíble y una atmósfera visual global en común. Lo sucio, viejo, degradado, marginal y oscuro tienen un fuerte peso y gran presencia en ambas películas.

Pero más allá de la similitud cinematográfica, ahora estamos a los detalles. Y resulta que tres personajes de Rogue One, Una Historia de Star Wars (también plagada de cameos) pueden verse –uno con más claridad, los otros es más complicado– deambulando por la pantalla en Han Solo, Una Historia de Star Wars. Vamos a hablar ahora de dos, y el tercero lo veremos más adelante.

Saw y Enfys

El aspecto de collage de residuos y los sitios desérticos y desolados son tendencia entre líderes insurgentes.

Seguramente la banda de forajidos de Enfys Nest pudo recordarte mucho a la banda de rebeldes –o terroristas, según el Imperio– de Saw Gerrera, ese grupo irregular y diverso de alienígenas de varios mundos unidos bajo un ideal común: luchar contra el Imperio. Una definición que vale para ambos grupos por igual. Y es que alguno de ellos ha pertenecido a ambas bandas.

Cuando los de Enfys se desenmascaran, podemos ver claramente a uno de los hermanos apodados Dos Tubos, dos gemelos de raza tognath llamados Edrio y Benthic que vimos en el planeta Jedha junto a Gerrera. No sabemos cuál de ellos es (aunque parece que es Benthic) o cómo llegará después a cambiar a Enfys por Saw, pero en cualquier caso, parece que a este individuo lo que le va es la resistencia clandestina y no el uniforme regular de la Rebelión.

Benthic y Moroff

Benthic Dos Tubos y Moroff. Algo debe de oler muy mal en la banda de Saw Gerrera.

El otro personaje de Rogue One pertenece al mismo club. Sí, otro de los miembros de la banda de insurgentes de Jedha está presente en Han Solo, pero es mucho más complicado de cazar.

Durante el enfrentamiento entre los liberados y sus captores de Kessel, en el exterior de las minas y junto al Halcón, el revoltijo y el caos son tal que uno no tiende a fijarse en lo que está al fondo del plano. Pero si lo haces, verás que puede verse claramente a Moroff, el mercenario gigorano con aspecto de yeti con mascarilla que acompaña a los insurgentes de Saw. Primero se le ve de espaldas, y luego se le puede ver de frente, en segundo término. Acabará pereciendo junto a sus compañeros en Scarif.

Por último, inevitable no percatarse de que entre los forajidos de Enfys está nada menos que Warwick Davis Willow–, que ha interpretado a diversos personajes en todas y cada una de las películas, siendo el ewok Wicket W. Warrick el más icónico. En esta ocasión, interpreta a Weazel (de Ws va la cosa), el mismo personaje que vimos en La Amenaza Fantasma junto a Watto y Jabba divirtiéndose con las carreras de podracer.

warwick-davis-phantom-menace-cameo

De ser parte de la chusma a combatirla. Bien hecho, Sr. W.

 

 

2. La colección friki de Dryden Vos.

Ya habíamos visto antes cameos de Star Wars en películas de Indiana Jones –los jeroglíficos de R2 y 3PO en el Pozo de las Almas y el Club Obi Wan son los más evidentes–, pero nunca lo habíamos visto al contrario. Al menos, no tan explícitamente.

El despacho de Dryden Vos, el villano de la película, es una sala sofisticada situada en lo más alto de si yate estelar. Como buen decorado, nos habla del personaje que lo habita, y no queda duda de que Dryden es un coleccionista, un amante de lo exótico que acumula objetos de valor y los expone a placer. Pero entre todo lo que tiene hay un pequeño objeto muy especial…

cameos

En su paso por la Tierra, cada personaje de Star Wars dejó huella… a su manera.

Al principio, no es difícil fijarse en una enorme calavera azulada que corona una de las mesas de coleccionismo. Si bien no tiene la misma forma, pareciera que quiere ser un referente al último de los objetos que el viejo Dr. Jones perseguía en su última aventura: Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. Pero si sólo fuera eso, no le daríamos tanto bombo. Hay algo más.

En la misma mesa, si bajas la vista un poco, podrás ver que, debajo de la gran calavera y en medio de tantos otros objetos, se encuentra… ¡el ídolo de la fertilidad hovito!

dryden e idolo

A los tipos oscuros siempre les va todo lo que brilla.

A lo mejor por el nombre no te suena tanto, pero si le pones la vista encima, descubrirás que se trata del inconfundible ídolo dorado que Indy roba –torpemente– al principio de En Busca del Arca Perdida, en esa escena tan icónica en que mide el peso del objeto frotándose la barbilla.

Una vez lo hayas visto, no dejarás de verlo. De hecho, la estatuilla se deja ver en muchos planos, e incluso cuando Qi’ra le sugiere a Han que se lleven algunos diamantes para irse con algo de fondos, la cámara nos lo muestra en detalle. Parece que Dryden Vos y Renée Belloq –el villano que roba el ídolo a Indy– tienen un gusto similar en cuanto a reliquias doradas se refiere.

Si nos ceñimos a la lógica, Indiana Jones y Han Solo viven en el mismo universo.

swjones

‘Into the Unknown’ es un cómic en el que el Halcón se estrella en la Tierra, Han muere e Indy lo encuentra años después. Una joyita de la ocurrencia.

Entre el resto de cosas que tiene Dryden en sus vitrinas podemos ver con claridad un traje mandaloriano y una figura verde que es tremendamente similar a las estatuas que presiden el pasillo exterior del Senado Galáctico. En otra de las vitrinas vemos lo que es claramente un holocrón Sith, un objeto que encierra secretos y conocimientos de la antigua orden de usuarios del Lado Oscuro. Aunque es un objeto que generalmente no estaría en una vitrina, al alcance de cualquiera, tampoco es tan descabellado que Vos pueda tener uno, dadas sus conexiones estrechas con un personaje como Darth Maul, entrenado en las artes Sith y con un interés especial por las reliquias oscuras.

Captura de pantalla 2018-05-27 a las 0.21.34

El top 3 de los objetos de coleccionismo de Dryden. Después del ídolo, claro.

Y aunque no son cosas de su colección, dos detalles acerca del personal de Dryden. La sirviente de cuya bandeja coge lo que parece un gin-tonic galáctico carecer de media cabeza: algo común entre las víctimas de los experimentos del Dr. Evazan, a quien vimos en las calles de Jedha junto a algunos de sus conejillos de Indias. Por otro lado, Aemon, el jefe de seguridad de Dryden Vos, tiene una similitud estética, tanto como raza como en su vestimenta, con fuertes tintes a Canto Bight, el  planeta en el que vimos cómo luce la gente adinerada y corrupta de la galaxia, en Los Últimos Jedi.

cantobightcasino4

La raza no hace el carácter: aliados de Enfys y corruptos de Canto Bight comparten especie.

3. El Halcón tiene alma de mujer.

Todos sabemos que lo que hay entre Han y el Halcón es toda una historia de amor.

De hecho, es en esta película cuando vemos el primer flechazo –Han ve la nave por primera vez–, el segundo –Han observa entusiasmado a través de la cabina el túnel azul de la hipervelocidad– y un tercer flechazo –Han ocupa, por fin, el asiento de piloto para escapar de Kessel–, todos ellos ensalzados magistralmente por la música. Poco después, Chewie tomará los mandos de copiloto y ya sólo faltará que la nave resurja de entre los vapores del maelstrom que rodea el planeta, a modo de bautizo espacial, como el montón de chatarra desvencijado que conocemos, sin cápsula, sin antena y sin el acabado pulcro.

Pero la evolución del Halcón no se queda tan sólo en unos cuantos desarreglos estéticos. En esta película hemos descubierto algo alucinante: la nave más bien debería llamarse la Halcón Milenaria. Los marineros suelen referirse a su barco en femenino, pero en este caso es literal.

hslcvona

El carguero YT-1300 no gana para antenas nuevas…

El primer droide explícitamente femenino  que vemos en las películas de Star Wars es TC-14, un androide de protocolo idéntico a C-3PO pero en color plata, que recibe a los caballeros jedi Obi-Wan Kenobi y Qui-Gon Jinn cuando acuden a la nave de la Federación de Comercio a negociar el desbloqueo de Naboo, en La Amenaza Fantasma. ¡Claro que los robots tienen género! Por la voz, la forma del cuerpo y, ahora, también con cierto lenguaje corporal.

En Han Solo, Una Historia de Star Wars conocemos a un nuevo personaje droide: la entusiasta activista L-3 37. De ella afirma Lando que posee la base de datos de navegación más completa de la galaxia. Cuando los protagonistas deben escapar de Las Fauces –un pozo gravitatorio que simula la entrada al mismo infierno–, efectúan dos maniobras desesperadas: añadir una gotita de coaxium al motor y volcar el cerebro digital de L-3 en el Halcón, lo que significa que los datos internos de la droide pasan a “ser parte de la nave”, como indica Lando.

 

b4dzrfben6prwhvw5ww7

L–3 pasa de ser una K–2SO a ser un HAL 9000.

Así que se puede decir que L-3 sigue viva, compartiendo su alma y sus circuitos con los del carguero YT-1300 más famoso de la galaxia. Y Han ha estado volando todo este tiempo una nave que no sólo contiene los mejores datos de navegación de la galaxia, sino que, además, tiene esencia de mujer.

 

4. El traje de Lando.

Al desembarcar en Kessel, Qi’Ra juega el papel de representante del vicealmirante de la Federación –¿la misma Federación de la Trilogía de las Precuelas?– y Tobías aparece vestido con un traje que a todos nos sacó una sonrisa. Se trata del traje y casco que Lando Calrissian utilizará décadas después para adentrarse en el palacio de Jabba para rescatar a Han, en El Retorno del Jedi. En aquella ocasión, su pseudónimo fue Tamtel Skreej. En este caso, Tobías se hace pasar por un tal Tuul.

skreeej

A una fiesta Hutt no se va de cualquier manera.

Leia hace lo propio, vestida como un tal Boushh mientras lleva a Chewbacca haciendo el papel de prisionero, igual que en Kessel. Parece que el truco de llevar un detonador termal y amenazar con activarlo ante un jefe mafioso es un truco que Leia aprendió de Han, a juzgar por el momento en que Han intenta jugar esa carta ante Lady Próxima, en Corellia. Al final le sale hasta bien.

Recordando aquella secuencia en el palacio de Jabba, lo que sí queda claro es que tanto el Hutt como Dryden Vos tienen un gusto por las cantantes raras un tanto peculiar.

Captura de pantalla 2018-05-28 a las 2.45.27

La calidad de los temas que cantan estas señoras es cuestionable, como poco.

 

5. Un mundo de cazadores de fortuna y gloria.

La historia de Han Solo está inevitablemente ligada a la de todo tipo de piratas espaciales, contrabandistas rivales y cazarrecompensas. El archienemigo de Han es ni más ni menos que Boba Fett, a quien Han ya conoce antes de ser congelado en carbonita.

Con el reciente anuncio de que Boba Fett, Una Historia de Star Wars parece que será ya una realidad, y habiendo visto no sólo el símbolo del mythosaur mandaloriano en el Episodio VII sino también un traje propio de Mandalore entre los trastos de Dryden y capítulos enteros dedicados a este grupo en Star Wars: Clone Wars, no cabe duda de que veremos al Fett muy pronto. Todo sea rescatar villanos clásicos que, por poco que hablaran, su aspecto enamoró a todos.

mul y fett

No hace falta abrir mucho la boca, con tener un aspecto molón, ya lo petas ente los villanos.

Pero antes de que eso pase, hemos tenido ya en Han Solo, Una Historia de Star Wars algunas buenas referencias a dos de los más conocidos cazarrecompensas del Universo Star Wars, aún cuando entre los dos no suman ni un minuto en pantalla. Al menos, en pantalla de imagen real; la animación es otra historia.

Cuando Val se queja a Tobías de haber reclutado al novato Han, afirma que deberían haber llamado a las Hermanas Zann o a Bossk. Éste último es un trandoshano, un mercenario reptil con mono amarillo que pudimos ver en El Imperio Contraataca junto al grupo de cazarrecompensas clásico.

En cuanto a las Hermanas Zann, es posible que se refiriese a unas posibles hermanas del criminal que lidera el Consorcio Zann, llamado Tyber Zann. Este personaje ha dejado de ser canon, pero quizá, si la referencia es acertada, se le acabe de incluir como parte del universo canónico. Desde luego, encaja a la perfección entre los personajes pendencieros y ambiciosos de Han Solo.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 4.31.47

Tyber Zann, Bossk y Aurra Sing. Primera división de matonismo intergaláctico.

El otro personaje conocido por muchos fans es Aurra Sing, una pálida humanoide –que debe ser prima lejana de Asajj Ventress o algo– enfundada en mallas naranjas a la que vimos en versión real apenas tres segundos durante la carrera de podracers de La Amenaza Fantasma. Al parecer, Lando se había metido en deudas con ella. Ay, Lando…

La lista de cazarrecompensas de la que Lucasfilm puede tirar a la hora de poner obstáculos a Han Solo o a cualquier otro personaje es interminable. Desde los clásicos Dengar, Zuckuss o IG-88 hasta el carismático cowboy de raza duros llamado Cad Bane al que hemos visto liarla en las Guerras Clon. De lo que no tenemos ninguna duda es de que, si hay secuela de Han Solo, veremos a ese equipo que Jabba está reuniendo, y entre ellos, como mínimo, estará Boba Fett.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 7.36.37

No todos los cazarrecompensas son viles e interesados. También los hay sólo interesados.

Pero aquí no acaba todo. Fíjate en un grupo en concreto que conversa en la fiesta de Dryden… ¿puede uno de ellos ser del Kanjiklub? A este grupo de piratas lo vimos en El Despertar de la Fuerza, reclamando a Han una de sus muchas deudas.

Para terminar, no todo van a ser granujas inmorales. Es normal que no sepas quién es Tam Posla, porque este justiciero interespacial se pierde entre la multitud de Jedha, en Rogue One, como un figurante más. Se dedica a investigar casos de injusticia, como la esclavitud y el secuestro, representando a la Autoridad Milvayne. Podemos verle presente entre los espectadores mientras Lando y Han echan su primera partida al sabacc, paseando detrás de ambos jugadores, muy atento.

6. Planetas de antes, de ahora y de después.

La trama comienza en Corellia, continúa en Mimban, luego en Kessel para acabar en Savareen –también conocido como Fuerteventura, Canarias–. El último planeta tropical al que va Han a buscar su Halcón no sabemos aún cuál es (si lo sabes, ¡dínoslo en los comentarios!). ¿Su luna subtropical tal vez?

 

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 7.46.28

Entre Kit Fisto y Aayla hay una relación muy íntima, para ser Jedi.

Pero se habla otros tantos planetas de otras películas, como son Scarif –el planeta playero que vimos al final de Rogue One– y que Qi’ra menciona como posible localización de coaxium refinado –desde luego, en ese planeta había cosas muy valiosas para el Imperio– y Felucia, uno de los lugares más variopintos y fantásticos de Star Wars. Allí fue donde vimos morir a Aayla Secura, la jedi twi’lek azul, a manos de sus clones, y es escenario de gran parte del videojuego The Force Unleashed. Allí es donde el aprendiz de Darth Vader, Galen Marek –apodado Starkiller, como cierta base militar– debe ir para acabar con Shaak Ti, una jedi togrutana superviviente de la misma raza que la ex padawan de Anakin, Ahsoka Tano.

Otro planeta que se menciona varias veces es Glee Anselm. De él habla Tobías Beckett, cuando asegura que quiere retirarse allí a tocar el valacordio. Resulta que es el mundo natal de los nautolanos, raza de uno de los Caballeros Jedi más famosos de la galaxia –por sus lekkus-rastas, su verde lima y su encantadora sonrisa–: Kit Fisto.

 

d

Las Hermanas de la Noche tienen estrecha relación con Darth Maul. Una relación turbia, muy al estilo Sith.

 

 

La película acaba con una Qi’ra que ha abandonado a Han y se dirige, por orden del mismísimo Darth Maul –ahora líder del Crimson Dawn– a Dathomir. Este planeta es cuna de las Hermanas de la Noche, usuarias del Lado Oscuro con estrecha relación con el zabrak iridoniano de piel escarlata, cuernos y tren inferior mecánico. De hecho, son ellas quienes le hacen los “arreglos” para que el Sith pueda andar otra vez. Si hay secuela de Han Solo, será muy probable que las veamos por primera vez en carne y hueso.

Otro archiconocido planeta mencionado es Kashyyyk, el planeta natal de los wookies, que ya pudimos ver en detalle en La Venganza de los Sith, en que vimos al propio Chewbacca liderando el ejército más peludo de la galaxia junto al jefe Tarfful.

 

WookieeCharge-ROTS

En el otro bando no va a quedar nadie con brazos.

7. Criaturas comunes entre trilogías y bares racistas.

Nada más conocerle, Han llama “mierda de bantha” a Lando. El bantha es ese cruce entre cabra montesa y mamut que montan los moradores tusken en Tatooine, y es probablemente el animal más común en las expresiones negativas de la galaxia. “Acabarás hecho puré de bantha”, le dice Sebulba a Anakin antes de la carrera de vainas de Boonta Eve, en el Episodio I.

Cuando, al final de la película, Dryden recibe a Qi’ra, Han y Chewie en su despacho, les ofrece lo que en el doblaje al castellano se ha traducido como “pez de Naboo“. Y no es incorrecto, pero en la versión original se dice directamente “colo claw fish“, que es el nombre de un pez con forma de anguila que vemos atacar al submarino bongo en el que viajan Obi-Wan, Qui-Gon y alguien más que bien podría haber acabado engullido. Ejem.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 5.54.52

Al menos dos de estos son mencionados como comida en Han Solo.

El mythosaur es una criatura de tintes míticos cuya calavera es el símbolo de los mandalorianos, cuyos representantes más famosos son Boba y Jango Fett, con su característica armadura. Es uno de los simbolos más populares de Star Wars, y por primera vez podemos ver calaveras reales de la criatura, en el antro al que van a buscar a Lando, en Mimban. Fíjate bien, no son difíciles de ver.

Rio Durant, el enérgico ardaniano al que Han descubre enseguida nos suelta, antes de morir, un par de referencias claras a la Trilogía Original encubiertas en comentarios sin importancia. Primero, le dice a Tobías que debería probar algún día una parrillada mynock en Ardennia, su planeta natal. Mynock es el nombre de esa versión de vampiro espacial que ataca el Halcón en El Imperio Contraataca mientras Han y Chewie exploran el interior del gusano colosal en que se encuentran, sin saberlo.

2-wuher-the-bartender-1450369197

Wuher, el barman de la cantina que no quiere “seres raros” en su local. Ya.

La segunda referencia es más sutil, pero evidente. Rio dice que quiere retirarse a “abrir una cantina en un lugar cálido, pero no demasiado”. Un claro guiño a la cantina en la que Han conocerá a Luke y Ben Kenobi, que sí está en un lugar cálido… y demasiado. Vamos, que Rio jamás habría sido el dueño de esa cantina. Por cierto, L-3 37 se queja de que en la cantina en la que Han conoce a Lando no sirven a los de su especie. Se ve que lo de no servir a “seres raros” –como decía el barman de la cantina de Mos Eisley– es generalizado. Racismo droide.

 

 

8. Vos y los Cinco Sindicatos.

Cuando La Amenaza Fantasma se estrenó, ya había habido mucho tiempo para generar mucho contenido y personajes del llamado Universo Expandido, más allá de las películas. Por eso, cuando apareció en pantalla uno de los personajes más icónicos del UE, Quinlan Vos, la emoción de los fans no tenía precedentes. Salía apenas unos segundos y en segundo término, sentado junto al puesto de comida en el que Sebulba amenaza a Jar Jar Binks, después de que éste… bueno, de que haga una jarjarada, ya sabes.

Quinlan VosDryden Vos… Pocos apellidos hay que sean muy comunes en la galaxia –salvo Antilles, como te contamos aquí–, así que no parece descabellado pensar que el villano de esta historia tenga algún tipo de vínculo con Quinlan Vos, el Jedi que hace funambulismo en la frontera con el Lado Oscuro y es maestro de Aayla Secura. Sin embargo, en este caso, es solo una coincidencia.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 8.30.28

Lo mejorcito de la galaxia. Xizor, Jabba, Maul y Vizsla.

Respecto a los Cinco Sindicatos mencionados en Han Solo, lo cierto es que en el Universo Star Wars hay muchísimas organizaciones criminales distintas, y si nos guiamos exclusivamente por la película, nos quedan por saber dos de ellos. Sabemos de los Pyke –que controlan la minería de especias y cuyo representante en Kessel es Quay Tolsite–, del Cartel Hutt Jabba Desilijic Tiure es el capo más icónico de los mafiosos nativos de Nal Hutta–y el Crimson Dawn –el Amanecer Carmesí tiene un nombre muy apropiado, visto que su líder no es otro sino Darth Maul–.

Hagan sus apuestas. Si conoces el Universo Expandido, sabrás de varias organizaciones que podrían aspirar a ocupar esos dos sitios restantes. Yo, personalmente, voto porque uno de esos sindicatos sean los Mandalorianos, dada su presencia evocada en la película, y por supuesto, el Sol Negro, una secta criminal comandada por el seductor y competitivo Príncipe Xizor cuya historia se narra en la novela Sombras del Imperio.

Captura de pantalla 2018-05-28 a las 2.40.21

La edad también afecta a los Sith…

Sin duda la gran sorpresa de la película es Darth Maul. Los fans de las series animadas enseguida unimos las piezas, pero si nunca viste Rebels o Clone Wars, es posible que te quedaras muy sorprendido con su aparición. No lo hemos incluido en esta lista, pero en breve hablaremos más extensamente de la historia completa de este icónico villano.

 

9. Droides: los que están y los que no.

Durante el enfrentamiento en el exterior de las minas de Kessel, podemos ver a un tipo de droide que sólo habíamos visto antes en El Despertar de la Fuerza, a las afueras del templo de Maz Kanata, sólo que en lugar de rojo, de color blanco. Además, el lugar está lleno de unidades R2, otros modelos que hemos visto antes y tal vez lo más emocionante de todo: por fin veremos a una unidad GONK haciendo algo más que caminar a paso de bebé y decir “gonk”. ¡Cuidado con los GONK subversivos!

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 4.05.38

Entre las banderitas está el símbolo mandaloriano y el logo de la Legión 501.

Son muchos los droides que vemos en las minas de Kessel, pero no es la primera vez que los vemos, ni tampoco es la primera vez que oímos hablar del lugar. En un universo en el que muchas criaturas hacen su vida de la chatarra y los despojos, un C-3PO angustiado –qué novedad– exclamaba en alto sus miedos –otra novedad– de ser enviados a las minas de Kessel cuando está con R2-D2 en un tanque de transporte jawa, en Una Nueva Esperanza. Por tanto, el concepto de planeta minero que utiliza droides para trabajar es una idea tan antigua como la propia saga.

Por cierto, hablando de la pareja de droides: esta es la primera película de Star Wars en que no aparecen ni C-3PO ni R2-D2. Auténtica pionera.

Si bien no podemos detenernos en cada droide que repite en otras películas, sí destacar que los Droides Víbora que atacan a Val en Mimban son otro modelo del que ya vimos al inicio de El Imperio Contraataca, en Hoth, y que el sistema de bloqueo que L-3 retira al primero de los droides es el mismo que Luke le retiraba a R2 justo después de comprarlo –y lo que desencadena toda la aventura, por cierto–. Lo que da de sí liberar a un robot determinado.

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 7.56.18

Puesto así, pareciera que un GONK terrorista ha secuestrados a R2 y 3PO.


 

Hasta aquí nuestra primera selección de cameos, referencias y curiosidades de Han Solo. Nos quedna muchas más cosas en el tintero y hay áreas que no hemos tocado, como los innumerables vínculos de este Han con el que será más tarde o todos esos momentos en que los personajes emulan diálogos y situaciones que ya hemos visto antes, especialmente en la Trilogía Original.

En cualquier caso, volveremos. Nos encanta Star Wars, y nos ha encantado Han Solo, Una Historia de Star Wars, lo que significa que seguiremos publicando contenido sobre ella durante unos cuantos días más.

Así que siéntate con nosotros en la cabina, ¡que este Halcón despega en nada!

Captura de pantalla 2018-05-26 a las 8.54.51

Leer más en: Desvarios cinéfilos, El despacho del Master

Comenta este artículo
Comentarios

Bohemian Rhapsody – La diversa familia del rock

Quién te cantará – Reinventarse o morir

La buena esposa – Un mundo de hombres

La sombra de la ley – Bigotes y gabardinas