‘Son of Babylon’: A la búsqueda de la esperanza en Irak

band_IrakContinuando el viaje metiéndome en tierras más lejanas y desconocidas, llego hasta Irak, país que tenemos asociado (y con motivo) a Saddam Husein y a los conflictos bélicos. Pues bien, en ‘Son of Babylon’, la película protagonista de este artículo, no se ve a ninguno de ellos, pero sí las consecuencias que ambos han tenido en un país que trata de recuperarse de muchos años de oscuridad.

Irak es una tierra muy castigada en los últimos tiempos y sobre la que se han hecho muchas películas (podemos imaginar desde qué óptica en su inmensa mayoría), pero cuya producción propia, evidentemente por la precaria situación nacional (ya sabemos que la cultura suele quedar apartada cuando escasean los recursos), no tiene apenas manifestaciones; dentro de este panorama, Mohamed Al Daradji, el director de ‘Son of Babylon’ es uno de los más destacados del país en la actualidad.

001-Son of Babylon

El tema principal que aborda la película, tan universal como las propias guerras, es lo que queda tras el conflicto. Y aunque parezca que el tono es pesimista, dentro de la situación que se vive, no lo es tanto, pues se vislumbra un brote de esperanza y, por encima de todo, el perdón como algo que todos los que se ven implicados en una situación así, deben emplear para poder continuar con su vida.

En este filme se utiliza el viaje como metáfora de la propia búsqueda de los protagonistas, e incluso el viaje a una tierra en la que no entiendes el idioma, aun siendo tu propio país. No es la primera road movie que encontramos en esta sección, quedando patente que este modo de situarnos en el mundo como un viaje (el de la vida) es algo que se comprende en cualquier punto de nuestro planeta.

Los personajes que aparecen, en los tiempos vacíos que quedan entre charlas y acciones, cantan sus sentimientos. Es algo interno, que les nace de dentro, muy ligado a la poesía y a la necesidad de expresión del ser; en este sentido tiene cierta relación con el flamenco o con otros cantes populares.

Por otra parte, el hecho de ponerle cara al enemigo y poder escucharlo, hace que sintamos que no existen blancos y negros, que nos mueven las circunstancias y que todos tenemos sentimientos: nosotros mismos podemos ser el enemigo de alguien, aunque nunca nos sintamos como “los malos de la película“.

El respeto por los mayores y el necesario intercambio de conocimientos entre las personas de edad más avanzada y las nuevas generaciones son otros de los temas a resaltar de esta historia que, sin tener pretensiones de ser “la película definitiva“, logra que podamos disfrutar y recapacitar con un emotivo relato.

002-Son of Babylon

Unos paisajes desérticos, llenos de pobreza y de desolación, inundan la pantalla, logrando una buena fotografía, tan descriptiva como llena de mensaje.

Una música claramente arraigada a la cultura de Irak, unida a los cantos que ofrecen los personajes en determinados momentos en los que siguen arrojándonos información y sentimientos, componen una buena banda sonora de un trabajo que hace que pase casi desapercibida.

La historia narra el viaje de un niño y su abuela que recorren gran parte del país para buscar al padre del pequeño, una vez que el régimen de Hussein ha caído. Un viaje de dos personas que comienza a pie pero que va tomando forma de diferentes medios de transporte para conseguir llegar a un destino incierto. La desolación de los lugares por los que atraviesan marcan una triste pauta que transformará las ideas iniciales de los personajes y el destino que se habían propuesto en un inicio.

003-Son of Babylon

Las sensaciones de los protagonistas se centran en el sentimiento de extrañeza, de estar un poco perdidos, unido a la desesperación de ver cómo hay que volver a replantearse el camino que tomar.

Los actores están correctos, sobre todo es de admirar la energía y veracidad que transmite el jovencísimo Yasser Talib que, pese a inundar de chillidos su interpretación, consigue que parezca que asistimos a un relato documental.

004-Son of Babylon

Al haber sido blanco de innumerables informativos durante la guerra y la invasión, creo que Irak merece que también prestemos atención a otros aspectos derivados de los que “tanto nos interesaba” hace unos años, y que rara vez aparece en los medios. Todos aquellos que quieran acercarse a conocer lo que ocurre después del conflicto, estarán encantados de descubrir esta película que ya triunfara en el Festival de Sevilla de 2010.

Comentarios