Luis Buñuel. De Teruel al mundo.

hace 4 años en La silla del director por

Hoy hace treinta años que Luis Buñuel transformó su forma corpórea en celuloide inmortal. Treinta años en los que el mundo ha cambiado a un ritmo vertiginoso; treinta años contaba Buñuel después de llegar a París, de sentir fervientemente el surrealismo; después de ‘Un perro andaluz’ y pasar a la historia del séptimo arte.

Siendo turolense y español de nacimiento, la historia y la vida le llevó a vivir fuera de su país gran parte de su vida. Pasó largos años de grandes dificultades hasta que su destino le reencontró allá por México, donde a partir de ‘Los olvidados’, irrepetible alegato sobre la pobreza y sus consecuencias sociales, comenzaría a brillar el genio del gran director.

Los años cincuenta fueron muy productivos para Buñuel aunque no tanto en lo creativo, intercalando grandes obras como ‘Él’, o ‘Ensayo de un crimen’, con otras cintas más discretas. No obstante, el comienzo de los años sesenta trajo consigo una de las grandes obras de la historia del cine, en lo que fue el regreso (fugaz) de Luis Buñuel a España. ‘Viridiana’, estrenada para después prohibirse en nuestro país, es una obra atemporal cargada de simbolismo con el tema de la religión y la libertad de fondo. Irrepetible.

Una fiesta formada por miembros de la burguesía acontece en una gran casa; la cena avanza y tras una agradable velada, la gente charla relajadamente en una habitación, de la cual no podrán salir aunque nadie se lo esté impidiendo. ‘El ángel exterminador’ es una de las cotas con tintes surrealistas de la historia del cine, sin embargo, este aspecto sirve a Buñuel para hacer un retrato de la condición humana sobresaliente, poniendo la guinda a su etapa mexicana antes de viajar a Francia (amén de ‘Simón del desierto’).

The notorious Last Supper sequence in Luis Buñuel's VIRIDIANA.  

Su etapa francesa sería la que le consagraría definitivamente (más si cabe). ‘Belle de jour’, con una bellísima Catherine Denueve, sucedería a la trilogía donde Buñuel indagó en los límites de la narrativa, siendo el primer director español en ganar un Oscar a la película de habla no inglesa por ‘El discreto encanto de la burguesía’. Su última obra sería ‘Ese oscuro objeto de deseo’ culminando una obra irrepetible y admirada por tantísimos directores y aficionados al cine.

Cualquier excusa es buena para reivindicar la obra de Luis Buñuel; en este país, que a veces adolece de no valorar lo que ha salido de sus fronteras, aunque fuera, como en el caso del genial aragonés, para romperlas.

Leer más en: La silla del director

Comenta este artículo
Comentarios

El ‘troleo’ de Luke – Cinco pistas para verle venir en ‘Los Últimos Jedi’

¡3 TEORÍAS sobre el origen de REY! | ¿Rey Solo Skywalker?

¿Qué nos quiere contar Aronofsky con Madre!?

To the Bone – Hasta los huesos de realidad