Licencia para sorprender: Arma Fatal

hace 7 años en CineMAD, Críticas por

CineMAD…por  César del Campo de Acuña

Arma FatalDirección: Edgar Wright.
País:
Reino Unido.
Año: 2007.
Duración: 121 min.
Género: Thriller, acción, comedia.
Reparto:
Simon Pegg, Nick Frost, Jim Broadbent, Timothy Dalton, Paddy Considine, Rafe Spall, David Threlfall, Rory McCann.
Guión: Edgar Wright y Simon Pegg.
Música: David Arnold.
Fotografía:
Jess Hall.
Montaje: Chris Dickens.
Diseño de producción: Marcus Rowland.
Vestuario:
Annie Hardinge.
Estreno en Reino Unido: 14 de Febrero de 2007.
Estreno en España: 5 de Diciembre de 2007.


Licencia para sorprender: Arma Fatal

Creo, sin riesgo a equivocarme, que uno de los principales motivos por los que seguimos acudiendo tanto como nuestras maltrechas economías nos permiten al cine o a un centro comercial a adquirir una película es ese deseo de enfrentarnos a una historia que nos emocione, impacte y que en mayor o menor medida nos asombre. Esta ultima cualidad, en vías de extinción según los  más agoreros, creo que es la que mas sigue llevando al publico a las salas a pesar de que en la mayoría de las ocasiones salimos de las salas tibios y con la extraña sensación de haber encajado otro derechazo a la mandíbula de ese ensalzado mal que es la falta de imaginación.

Como espectadores necesitamos ser sobrecogidos por historias diferentes que nos lleven a un punto totalmente alejado de nuestra más inmediata realidad e incluso a costas extrañas para el género del film que escojamos ver. La satisfacción que produce toparse con giros argumentales inesperados, personajes carismáticos en películas planas o grandes historias enterradas en las procelosas aguas del lo obvio son los aspectos que dan vida a toda la industria cinematográfica y lamentablemente, como señale con anterioridad, esa capacidad de generar pasmo se está convirtiendo en una rara avis.

Afortunadamente cada año un pequeño, pero nutrido, número de producciones consiguen fascinar a la crítica y al gran público sin la necesidad de agresivas campañas de promoción o sin tirar del socorrido cordel del mal gusto y hoy, les voy a hablar de una de las últimas cintas que ha conseguido sorprenderme gratamente gracias a una inmejorable combinación de intriga, acción, humor y terror, hoy voy a hablarles de Arma Fatal la segunda película que las mentes del genial Simon Pegg y Edgar Wright engendraron tras la no menos sensacional Zombies Party (Shaun of The Death – 2004).

Hot Fuzz

Simon Pegg y Nick Frost son Nicholas Angle y Danny Butterman, los protagonistas de esta soprendente pelicula.

Puede que tras hablar de Ed Wood (Tim Burton – 1994) y Todo en un Día (John Hughes – 1986)  estén pensando que he bajado el listón al decidir relatarle las bondades de una película que aun no ha alcanzado aun el estatus de culto, pero si juzgan este libro por su portada, en este caso un tráiler que rezuma obviedad y desatino cinematográfico, se estarán perdiendo una de las historias más asombrosas y entretenidas producidas en el Reino Unido en la primera década del presente siglo.

Arma Fatal, Hot Fuzz en la versión original, nos cuenta la historia de Nicholas Angel (Pegg) un sobresaliente agente de la Metropolitan Police Service de Londres que debido a su inmaculada hoja de servicios y a su efectividad como defensor de la ley es trasladado, por la envidia que suscita entre sus compañeros de la Policía Metropolitana, al pequeño y tranquilo pueblo de Sandford. Allí,  Angel se enfrentara a una nueva realidad muy diferente a la que estaba acostumbrado cuando formaba parte de la Unidad de Respuesta Armada mientras trata de realizar de la mejor manera posible su trabajo lidiando con un compañero torpe, vago y adicto a las cintas de acción (Nick Frost como Danny Butterman). Pronto, el súper agente de Londres se dará cuenta que el idílico pueblecito de Sandford esconde muchísimo más de lo que sus habitantes pretenden aparentar.

Entiendo que tras leer esta sinopsis o ver el decepciónate tráiler, del que ya hice una referencia con anterioridad, su primer impulso seria murmurar un  desalentador comentario en el que las palabra “Otra” se encontrara con el nombre “Buddy Movie” a lo que seguiría una retahíla de comentarios “sarcasticonostalgicos” sobre Dos Sabuesos Despistados (Tom Mankiewicz – 1987) o Tango & Cash (Andrei Konchalovsky – 1989) y curiosamente tendrían razón. Lo cierto es que la verdadera “grandeza” de esta película reside precisamente en la fría sensación que transmiten sus hojas de presentación; el mensaje equivocado que tráiler y sinopsis promulga oculta la fascinante historia que esta entretenidísima película esconde.

Arma Fatal

Mucho más que una pelicula de acción, mucho más que otra Buddy Movie.

Y precisamente es la asombrosa historia que Simon Pegg y Edgar Wright proponen lo que rescata a Arma Fatal del “montón” ya que de la misma manera que Sanford esconde secretos al agente Nicholas Angel el segundo proyecto cinematográfico de los guionistas británicos oculta mucho más de lo que supuestamente ofrece a los espectadores. Wright dirige de forma magistral una acertada comedia con tintes de thriller, cinta de acción y slasher donde todos los intérpretes, especialmente Pegg y Jim Broadbent, rinden a un excelente nivel; pero no me malinterpreten, Arma Fatal no es una obra de poderosas actuaciones, pero el casting es tan acertado que insufla un alto grado de realismo a la pequeña villa de la campiña inglesa donde se desarrolla la trama.

Gracias al buen trabajo de dirección, al acertado casting y a la singular localización, la inmersión del público en el asfixiante aire que poco a poco, a medida que los minutos de metraje van corriendo, va cubriendo al bucólico pueblecito es total y si a eso sumamos una fotografía eficiente, unos efectos especiales correctos, una labor de los especialistas apropiada y una banda sonora realmente acertada obtenemos una película sobresaliente y fresca, que nos va sirviendo poco a poco un plato que nos encanta pero que no habíamos pedido al no figurar en el menú. Es cierto que en los primeros minutos, el espectador puede sentirse ante una comedia mas de las que la actual industria cinematográfica británica produce, pero una vez el gran protagonista de la cinta, Sandford, va mostrando sus garras envuelve al mismo espectador en un juego rebosante de humor negro,  en el que se celebran a la vez que se ridiculizan las ya mencionadas “Buddy Movies”.

Es una película, con un alto nivel de revisionado y que tarde o temprano adquirirá un estatus de culto como ya hizo Zombies Party al ofrecer muchísimo más de lo que aparentemente da de sí, y gracias a esa singular cualidad consigue sorprender gratamente a cualquier aficionado ocasional o cinéfilo que esté buscando rememorar aquellas cintas que le mantenían con el corazón en el puño, no por la crudeza de su propuesta visual, sino por su sobresaliente, asombrosa y sobrecogedora historia.

Arma Fatal

Comedia, acción, suspense e incluso terror se dan cita en Arma Fatal.

Curiosidades:

  • Simon Pegg tuvo que perder alrededor de 13 kilogramos e instruirse en el uso de armas de fugo para preparar el papel.
  • El numero de servicio de Nicholas Angel es el 777, curiosamente el único personaje en llamarle así a lo largo del metraje es el interpretado por Timothy Dalton al que todos recordamos por interpretar al famoso agente 007.
  • La combinación de la sala de pruebas de la comisaria de Sandford es el número 999, número que coincide con el de los diferentes servicios de emergencias británicos.
  • El perro policía que aparece en la película, no llego a ser perro policía en la vida real debido a ser un animal demasiado amistoso.
  • Durante el rodaje, ciudadanos confundieron a Pegg y Frost, con agentes de policía reales y les pidieron que les ayudaran con unas direcciones. Lo mismo le ocurrió al actor Paul Freeman, aunque en su caso, al interpretar al párroco del pueblo lo confundían con el sacerdote de la catedral.
  • Jim Broadbent consiguió su papel tras expresarles a Pegg y a Wright su devoción por Zombies Party y su deseo de trabajar con ellos en su siguiente proyecto.
  • La colección de DVD´s que el personaje de Frost exhibe es la combinación de las colecciones de DVD´s del director Edgar Wright, su hermano Oscar y su amigo Joe Cornish.
  • El sitio en el que el agente Angel va a vivir en Sandford está situado en “Spencer Hill” una clara referencia a Bud Spencer y Terence Hill una de las parejas más divertidas de la historia de las Buddy Movies.
  • Cate Blanchett aparece brevemente en la película, aunque no en los créditos.
  • Peter Jackson que diriguio a Blanchett en la trilogía de El Señor de los Anillos tan bien aparece brevemente en la cinta, como el Santa Claus que apuñala al personaje interpretado por Pegg al principio de la cinta.

Leer más en: CineMAD, Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

La Favorita – Los Límites del Amor

Bohemian Rhapsody – La diversa familia del rock

Quién te cantará – Reinventarse o morir

La buena esposa – Un mundo de hombres