‘La vida secreta de Walter Mitty’ – Todos necesitamos un empujón

hace 5 años en Críticas por

Tras casi 20 años después de su debut en la dirección con ‘Reality Bites‘, Ben Stiller decide huir de la comedia pura y dura para entregarnos ‘La vida secreta de Walter Mitty‘, remake del film con mismo título estrenado en 1947 en el que fusiona amor, humor y aventuras mientras esperamos expectantes (y con miedo) la segunda entrega de’ Zoolander‘ con fecha todavía por confirmar.

La revista ‘Life‘ está a punto de dejar de existir como publicación impresa. En este contexto conocemos a uno de sus trabajadores, Walter Mitty, el encargado del departamento de negativos fotográficos. Personaje que parece una hoja de papel gris que solo consigue añadir algo de color en sus fantasías en las que es un hombre lleno de valor. Un día recibe un inesperado carrete al que le falta el negativo 25, el cual el fotógrafo que lo envía, Sean O’Connell, le indica que es la foto más importante que ha hecho y la que mejor resume el espíritu de ‘Life‘, y por ello debería ser la última portada de la publicación. La búsqueda de esa instantánea perdida le hará dar el salto a vencer sus miedos y así colorear su vida de verdad.

La-vida-secreta-de-Walter-Mitty-cineyear

Walter Mitty es esa clase de personaje asocial con un trabajo anodino que tan bien reflejó Adam Sandler con el personaje de Barry Egan en la genial ‘Embriagado de amor’. Esa clase de personaje con unas ganas descontroladas de dar amor pero carecen del valor suficiente para hacerlo saber. Pero pronto la historia camina por otros derroteros muy alejados de la cinta de Paul Thomas Anderson. Walter es ese soñador despierto que todos somos alguna vez pero llevado al extremo, y quizá esa extravagancia sea el mayor enemigo de esa película. La primera vez que asistimos a una de sus ensoñaciones nos coge por sorpresa y nos deja sin aire. La segunda provoca carcajadas. Ya a la tercera se intuye alguna risa en la sala. Y por fin a la cuarta se tiene el miedo de que la historia sea una simple excusa para poder hacer sketches paródicos . De verdad que aún no entiendo la risotada generalizada con el momento “Benjamin Button” o la necesidad de alargar tanto el momento pelea con su nuevo jefe, que parecía más propio de un capítulo de ‘Padre de familia‘.

Por suerte una vez que decide dar el paso de hacer reales sus fantasías estas ilusiones dejan de aparecer y se puede ver que tras la fachada hay algo más (al contrario que en películas como ‘La ciencia del sueño‘, que quitas que el personaje está un poco chalado y que tiene esos sueños y te quedas sin película). Ese algo más tampoco es que sea la mejor historia jamás contada, aunque a veces con la fotografía y esa banda sonora se quiera teñir al film de una gran heroicidad (¿es necesario abusar tanto de Arcade Fire para mostrar momentos épicos?). Lo que cuenta es una bonita y curiosa historia sobre vencer miedos que incluso alguna vez provoca algún atisbo de lagrima (soy humano y que una chica guapa como Kristen Wiig aliente al protagonista cantando guitarra en mano el Space Oddity de David Bowie me llega al corazón).

secret-life-walter-mitty-cineyear

A pesar de rodearse de  rostros de la comedia televisiva como es el caso de Kathryn Hahn y Adam Scott de ‘Parks and Recreation’ o la propia Kristen Wiig del ‘Saturday Night Live’ el peso de ‘La vida secreta de Walter Mitty’ no recae en el humor, sino más en lo humano, y esto es en parte gracias a los pequeños (pero imprescindibles) papeles de grandes figuras como son Shirley MacLaine y Sean Penn. Y eso es lo importante, que a pesar de la sensación de batiburrillo de ideas que puede generar el film deja bien claro su mensaje final.

¿Y qué contiene el negativo número 25? Eso es lo de menos, es el claro ejemplo de MacGuffin del que tanto hablaba Hitchcock. Ese elemento que no importa lo que es, solo tiene que crear una motivación al personaje. Y en este caso también darle un pequeño empujón para que vuelva a saber quien quiere ser.

No olvidéis que si queréis asistir al pre-estreno  de ‘La vida secreta de Walter Mitty’ el próximo 18 de diciembre en Cineyear sorteamos 5 entradas dobles. ¡Nos adelantamos a Papa Noel con los regalos!

Leer más en: Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

Bohemian Rhapsody – La diversa familia del rock

Quién te cantará – Reinventarse o morir

La buena esposa – Un mundo de hombres

La sombra de la ley – Bigotes y gabardinas