La Torre Oscura – Comparaciones que matan

hace 1 mes en Críticas, Revisitamos por

No sé qué le pasa al pobre de Stephen King con las adaptaciones de sus libros, pero no tiene suerte (salvo excepciones, claro está). No sé si será porque sus novelas son un tanto complicadas y enrevesadas, o porque simplemente no caen en las manos adecuadas. Sea como fuere, la mayoría son una absurdez suma, y La Torre Oscura no iba a ser menos.

Pero espera, ¿tan mala es? Pues en realidad no, si no la comparamos con la novela, por
supuesto, y la vemos sin tener ni idea de quien es Roland y cuál es su historia.

Si la miras con los ojos de la ignorancia, llega a resultar entretenida, divertida y con unas interpretaciones más que pasables. Ahora bien, ¿y si somos un poco malos y empezamos a comparar? Es aquí donde radica el problema.

originaleer

Como fan absoluta de Stephen King no puedo evitar hacer las comparaciones, y aunque sabemos que son odiosas, en esta ocasión son más que necesarias. El primer problema que tiene La Torre Oscura, y el más importante, es su guión.

Los que conocemos la historia de Roland sabemos que se extiende a través de ocho libros (unos más extensos que otros), e intentar plasmar tanto material de forma coherente en una película de hora y media es más que imposible. Han mezclado de todo por el camino: historias que no tienen mucho que ver, con personajes que no se conocen en las novelas pero que aquí conversan, luchan y mueren  juntos. Relaciones sin sentido y cambios de historia que no le hacen ningún bien a la trama.

Las motivaciones de los personajes no se conocen, y en el caso de hacerlo, son simples pinceladas que no nos resuelven nada. Es caótico y, además, simple y soso; no llega a conectar con el espectador.

Matthew-McConaughey-La-Torre-Oscura

¿Qué tiene de bueno entonces La Torre Oscura? La elección de su reparto. Todos conocemos el revuelo que se formó con la elección de Idris Elba como Roland, pero yo llevo conociendo a este personaje desde hace muchos años, y el color de la piel del actor no me supone ningún problema.

Elba ha sabido captar la esencia de Roland (al menos una parte, el personaje es muy complejo) y se mueve por la película con la dignidad propia del personaje. Y no hablemos de Matthew McConaughey, que esta genial en su delirante papel. Puede parecer excesivo para algunos, pero es Randall Flagg en estado puro.

Es posible que hayamos sido demasiado críticos con esta película, o es que quizás las expectativas estaban muy altas, pero no es una película que haga honor a la gran saga que es La Torre Oscura, y que dudo que pueda llegar a serlo después de esta primera película.

 

 

 

Espero que nos sorprendan.

 

Leer más en: Críticas, Revisitamos

Comenta este artículo
Comentarios

¿Qué nos quiere contar Aronofsky con Madre!?

To the Bone – Hasta los huesos de realidad

Películas de terror para la noche de Halloween

Les amours imaginaires – Momentos de música y estética