La llamada – Memento Vivere

hace 3 meses en Críticas por

Cuando el año pasado se anunció la adaptación cinematográfica de La llamada, basada en la obra homónima representada en el Teatro Lara durante los últimos 4 años con diverso reparto, me produjo gran curiosidad, a la vez que alegría para el medio cinematográfico español, que una obra con tanto éxito en teatro tuviera el rédito para poder ser puesta en pantalla por sus creadores y su reparto originales. Porque la fama de esta obra denominada por algunos “laico-religiosa” (que desgraciadamente aun no he tenido el placer de ver sobre las tablas) viene de lejos.

la_llamada_foto_22

 

La llamada empezó como una pequeña representación a realizar durante 4 funciones en el hall del Teatro Lara, y el éxito de esta pieza fue tan grande que su extensión se amplió y ya ha sido vista por 300.000 espectadores durante 4 años. Caló sobre todo en el público más joven, haciéndose muchos “llamaders” (seguidores de la obra).

Macarena García, Anna Castillo, Belen Cuesta y Gracia Olayo son las cuatro actrices que capitanearon el proyecto original y que vuelven a encabezar la versión cinematográfica, ideada y dirigida por Javier Ambrossi (hermano de Macarena García) y Javier Calvo (ambos “Javis” son actores con diversos papeles en televisión). También está en el reparto el mismísimo Dios de la obra original: Richard Collins-Moore.

la_llamada_foto4

En el film como en la obra tenemos a dos claras protagonistas: unas chicas algo desfasadas (Susana y María, que forman el grupo Su-Ma Latina), amantes del electrolatino y la fiesta que pasan unos días en un religioso campamento de verano llamado La Brújula (nombre poco casual si tenemos en cuenta que el film habla sobre vivir honestamente tu verdad). Sus juergas les acaban pasando factura, y son castigadas por una de las religiosas también bastante especiales (Sor Milagros, joven y soñadora, y Sor Bernarda, más madura y de apariencia recta), empezando a ocurrir cosas de lo más extraño, loco e hilarante mientras se encuentran a sí mismas.

La llamada habla de temas personales de manera hilarante sin resultar vulgar, sirviendo de contrapunto a ese sentimiento de encontrarse a uno mismo de repente y sin esperarlo ante un punto de inflexión vital (aunque como dicen las chicas, “Lo hacemos y ya vemos”). En definitiva, es una película sencilla y amable con la que entretenerse un rato, que te transmite su vitalidad y te deja con muy buen sabor de boca. Es por eso que entendemos que no profundice en ciertos aspectos, incluidos sus personajes.

la_llamada_foto_29

La banda sonora del film es igualmente remarcable, con temas de la ya nombrada Whitney Houston, Miss Cafeína, Presuntos Implicados, un tema original de Leiva para el film y música de Henry Mendez. Además, la película ha sido la cinta con mayor recaudación por copia este fin de semana (se lanzaron pocas y ha conseguido una buena, aunque moderada, taquilla).

De lo poco que podría “reprocharle” a la historia es ese Dios madurito todo engalanado, que se me antojó caprichoso y viejo verde. ¿Por qué eres así, Dios? ¡Deja de embaucar jovencitas cantando por Whitney Houston, maldito ente vetusto!

Leer más en: Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

El ‘troleo’ de Luke – Cinco pistas para verle venir en ‘Los Últimos Jedi’

¡3 TEORÍAS sobre el origen de REY! | ¿Rey Solo Skywalker?

¿Qué nos quiere contar Aronofsky con Madre!?

To the Bone – Hasta los huesos de realidad