La Casa de la Esperanza – El zoo de Varsovia contra la crueldad nazi

hace 3 meses en Críticas por

El 23 de junio se estrena en España La casa de la esperanza (The Zookeeper’s Wife), dirigida por la neozelandesa Niki Caro, especialmente conocida por sus películas Whale Rider (2002) y En tierra de hombres (2005) y McFarland, USA (2015).

La casa de la esperanza está basada en el libro de la naturalista Diane Ackerman The Zookeeper’s Wife, que cuenta la historia real de Antonina y Jan Zabinski, que eran los cuidadores del zoo de Varsovia cuando Polonia fue invadida por los nazis el 1 de septiembre de 1939 . Antonina y su marido arriesgaron sus vidas y utilizaron el zoo para esconder y salvar la vida de unos trescientos judíos que estaban confinados en el gueto de Varsovia y protegieron también a muchos animales.

ZookeepersWife_02

Dos héroes que arriesgaron sus vidas frente al nazismo

Es evidente que el listón fijado por La lista de Schindler como película de referencia sobre héroes civiles que combatieron el nazismo desde dentro es muy alto. A pesar de ello, la propuesta de Caro, que combina el comienzo de la guerra y sus efectos sobre Varsovia y su zoo, es muy interesante. La casa de la esperanza es una película correcta, con buena fotografía y una trama que engancha, como toda película que trate temas relacionados con el nazismo o el Holocausto con un mínimo de rigor e interés.

Sin embargo, la película peca de un exceso de dramatismo al presentar una historia que es ya de por sí dramática, acercándose en ocasiones a un telefilme melodramático de sobremesa, Aunque en un tema como este es difícil distinguir dónde está el límite al trasladar la realidad a la pantalla.

Uno de los pilares de la película es la magnífica interpretación de su protagonista Jessica Chastain (Criadas y Señoras, El árbol de la vida, La noche más oscura, Marte, El caso Sloane), que interpreta a Antonina Zabinski y cuyo diario sirvió como base para el libro de Diane Ackerman. De hecho, se nota que la historia está hecha a su medida y que las interpretaciones masculinas que la acompañan saben permanecer en un adecuado segundo plano. Es el caso del belga y desconocido para el gran público Johan Heldenbergh (Hasta la vista, Alabama Monroe) que interpreta a Jan Zabinski y del polifacético Daniel Brühl (Good Bye Lenin, Malditos Bastardos, Los Pelayo, Rush, Capitán América: Civil War), un “malo débil” que, enamorado de Antonina, intenta ayudarla pero no es correspondido, y además se ve abocado a integrarse en la jerarquía nazi, a pesar de ser un zoólogo que dirige el zoo de Berlín.

4101_D017_08490_R_CROP1490143131

No todos pudieron ser salvados por el matrimonio Zabinski

Especial reconocimiento merecen las escenas rodadas con animales, que si son ya de por sí difíciles en cualquier cinta, aún más en una como esta, en la que conviven animales de muy diversa índole, sobre todo hasta que los nazis ocupan el zoo.

En definitiva, una película que consigue su propósito y gustará a los amantes de las historias heroicas capaces de provocar alguna que otra lágrima y que nos hará preguntarnos una vez más cómo pudo la crueldad humana alcanzar tales extremos durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Leer más en: Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

Kingsman: El círculo de oro – Estereotipos aparte

La historia del amor: Moñadas y lágrimas a medio gas

Churchill – El viejo león

Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas – De perlas y tortolitos