La alfombra roja | Josu López y Manuel Fernández

hace 4 años en Cine corto por

soc-mb-064-la-alfombra-roja-foto1

La India huele a humildad.

Así por el mes de Junio de hace unos 5 años, concretamente el día 29 del 2008, me encontraba yo con un amigo y una amiga, viajando en un tren entre Agra y Varanasi (Benarés). Lo que me esperaba por delante no era más ni menos que 16 horas de viaje. Pero bueno, si todo hubiera sido eso y perderme por ello la final de la Eurocopa España – Alemania, no hubiera tenido casi ninguna pega al respecto. Es decir, es la India. Allí es lo que toca. El motivo de mi mosqueo era que dichas 16 horas debía pasarlas en la conexión descubierta de dos vagones, porque al parecer el de la taquilla nos había vendido tres plazas para ese tren, pero no con asiento incluido. Tanta indio había allí dentro que el único espacio que quedó para nosotros era al final de dos vagones, al lado del cuarto de baño (que no tenía ni cuarto, ni baño). Fijaros el asco que daría aquello para que fuera el único sitio libre. El caso es que me quejé al revisor. Y este hombre, muy competente, me dijo: Don’t worry. Al cabo de la hora, cuando yo ya había perdido la esperanza, vino con gratas noticias: Un asiento. Bueno más bien una litera. Atención: Una litera para tres personas y tres mochilas. Pero mochilas de viaje de quince días. Quince horas en una litera con dos personas más y tres mochilas. Vamos que sentados en pelotas a menos 20 grados sobre un campo de ortigas, hubiera sido primera clase comparado con esa oferta. Pero era la India. Es lo que tocaba. Además, un asiento en esas condiciones parecía un lujo dadas las circunstancias. Pero, ¿de donde había salido esa litera? Dicha pregunta no supe respondermela hasta que volvió el mismo “mago” y nos comunicó que había encontrado, en esta ocasión, tres plazas (tres literas en columna una encima de otra) libres en otro vagón más lejano. No, aquello no era magia, era más bien una cabronada. El revisor, sin nosotros haberle concedido ni una minúscula prima, había mandado al suelo a una familia de tres para cedernos sus asientos. Hasta aquí habíamos llegado. Eso si que no. Aquello podía ser la India, pero eso si que no era lo que tocaba. Así que dejamos las mochilas en el suelo, la pareja de la familia durmió en la litera más baja, en la otra durmieron mis amigos, y en la más elevada, yo y el tercero de la familia: Un niño de tan solo 3 años. Un niño con un olor tan intenso que jamás podré olvidar.

de96e53_22

Todo éxito tiene una trayectoria previa. En el caso de hoy, son dos trayectorias que se funden en un éxito; La Alfombra roja.

Josú López es periodista, reportero itinerante y viajero. Ha dirigido ‘La Costura de América‘ (2009), un documental que narra su viaje en solitario de 45.000 kilómetros por tierra desde Alaska hasta Tierra de Fuego (Argentina). Entre 2010 y 2011 fue corresponsal de la Agencia EFE en la oficina para el sur de Asia en Nueva Delhi (India). Actualmente es reportero itinerante del canal de televisión Telecinco. Y Manuel Fernandez es licenciado en Publicidad por la Universidad Complutense de Madrid, pero después de trabajar durante  varios años en este campo, lo abandonó para estudiar en la escuela de cine de la University of Sydney (SCA), en Australia. Allí dirigió una pieza documental ‘Esperanto: those who love music, love life’, una pieza experimental en 16 mm., ‘The Imp of the perverse‘ y ‘31st of April‘. Actualmente es realizador del programa semanal de Cuatro ‘Cuarto Milenio’ donde dirige las piezas de ficción que contiene dicho programa.

La Alfombra Roja ha obtenido en 8 meses más de 40 selecciones en festivales de todo el mundo (Suiza, Suecia, México, Australia, Argentina, Serbia, Moldavia…) y algunos premios y menciones especiales. Pero lo más admirable es que fue autofinanciada por los propios directores y por parte del equipo que hizo realidad este proyecto.

Desde CineYEAR darle la enhorabuena al equipo de este impresionante cortometraje y sobre todo animarles, a ellos y a todos nuestros seguidores, a seguir por la misma senda. Concretamente la senda de creer en tus proyectos y apostar por ellos.

Fuente: Festival de cine solidario de Guadalajara

 

 

 

 

 

 

Leer más en: Cine corto

Comenta este artículo
Comentarios

Wonder Woman – Tierna mirada y puños implacables

Star Wars: Han Solo se queda sin pilotos al mando

La Casa de la Esperanza – El zoo de Varsovia contra la crueldad nazi

Su mejor historia – Esterilización fílmica en tiempos de guerra