Kingsman: El círculo de oro – Estereotipos aparte

hace 3 meses en Críticas por

Han pasado tres años desde que acompañamos a Gary “Eggsy” (Taron Egerton) en sus inicios en la agencia secreta Kingsman, ahora llega a nosotros la segunda entrega de la saga: Kingsman, el círculo de oro. Esta nueva película es fruto del guión original del director, Matthew Vaughn, quien escribió el primero en base al comic The secret service y dirigió otros films actuales como Kick-Ass o X-men: Primera generación.

Eggsy, quien superó en su momento las pruebas de admisión a la agencia de gentlemen y salvó al mundo de un multimillonario paleto encarnado por Samuel L. Jackson, deberá ahora enfrentarse a una narcotraficante caracterizada por Julianne Moore (ganadora de un Óscar por su trabajo en Still Alice), jefa de El círculo de oro. Para ello contará con la ayuda de los restos de su organización y de la agencia Statesman, la versión de Kingsman para cowboys al otro lado del gran charco que en lugar de vender trajes, tienen su tapadera en el negocio del licor.

La película es verdaderamente amena y divertida, no pretende batir récords de audiencia ni  ganar un Óscar pero es perfecta para pasar un buen rato. Comienza al más estilo 007 con un asalto de la organización de los malos contra nuestro protagonista y desde ahí procede un guión de lo más típico: “Enhorabuena, lo has vuelto a conseguir”, “¡Oh! ¡Dios mío! Nos atacan”, “Juro que me vengaré”… Es totalmente predecible pero abismalmente alejada del tipo que pedía Martini agitado, no mezclado; aquí les va más el Jack Daniel´s con Cola.

Para terminar de rematar la obra, algunas escenas cómicas generalmente protagonizadas por Elton John. El gran músico hace un buen papel dentro de lo que el guión pide, aunque por alguna razón este personaje secundario tiene más escenas que el resto de personajes de segundo plano juntos; un error más propio de una película barata que de este tipo de films, aunque verle disfrazado de pollo multicolor será un importante punto a favor para los espectadores menos exigentes.

elton-john-featured-image

Todos los días pueden ser Saturday Night´s Alright

Con un reparto de lo más selecto, no podían faltar en esta nueva agencia personajes caracterizados por algunos chicos del momento de Estados Unidos: Channing Tatum (podríamos destacarle películas como Step Up o 21 Jump Street) vende mucho en cartelera aunque en la película no pasa de ser un personaje secundario; sin embargo Pedro Pascal sí que sabe ser un americano modelo (irónico, ¿no?) y da vida al agente Whisky, un tipo carismático que se lleva muy mal con las drogas, como si el trabajo de Pascal en Narcos le hubiera marcado más de la cuenta. En una película donde se priorizan las leches a la profundidad de los personajes, Pascal consigue captar algo de simpatía por parte del espectador.

Posiblemente el triunfo de la primera parte de esta saga se debió en gran medida a las palizas gratuitas, las escenas a cámara lenta y las alusiones al sexo anal. Matthew Vaughn así debe creerlo porque Kingsman: El círculo de oro  está repleta de peleas a cámara lenta en las que captar la atención del espectador. Sobran los momentos imposibles en los que el cuchillo pasa junto a la cara del protagonista o una bala revienta ferozmente la cabeza de un malo.

kingsman-the-golden-circle-2

En definitiva, está película no marcará un punto de inflexión en vuestra videoteca pero si queréis reíros un rato y no os asquea ver malos hechos picadillo (en serio, picadillo) está obra es una buena elección para disfrutar el calor de la butaca.

 

Leer más en: Críticas

Comenta este artículo
Comentarios

El ‘troleo’ de Luke – Cinco pistas para verle venir en ‘Los Últimos Jedi’

¡3 TEORÍAS sobre el origen de REY! | ¿Rey Solo Skywalker?

¿Qué nos quiere contar Aronofsky con Madre!?

To the Bone – Hasta los huesos de realidad