Dirty Silverware – Steve Daniels

hace 6 años en Cine corto por

184724151_640

Erase una vez un niño zurdo muy travieso que patinando en el patio de su colegio se rompió el cubito y el radio de su brazo izquierdo durante una peripecia nada espectacular, todo hay que decirlo. Debido a su accidente, no pudo escribir con su brazo “bueno” durante 4 meses hasta que sus huesos se consolidaran de nuevo. Fue entonces, nada más y nada menos, cuando aprendió a escribir con la derecha y se hizo… ambidiestro.

No hay mal que por bien no venga. Cada vez tengo más claro que “hequivocarse” de vez en cuando o simplemente perder el control de la situación, puede ser una gran oportunidad para conocerse mejor a uno mismo. Dicho panorama en el que podemos vernos inmersos, a veces lejos de nuestra zona de confort, supone una aventura inesperada que probablemente no hubiera tenido jamás lugar de forma voluntaria. Pero lo interesante de la cuestión es que a pesar de todo, es precisamente ese emprendimiento forzado de esa aventura imprevista la que abra un camino alternativo en nuestra rutinaria vida, despierte una nueva sensación vital o devenga en una habilidad extraordinaria. Entonces, cual es el consejo personal del día; A preocuparse menos y ha equivocarse más.

1

En cineYEAR nos gusta la actualidad. Y aunque en esta sección humilde de Cortando la rutina no es fácil estar al día porque las distribuidoras de cortos tardan entre dos y tres años en lanzar públicamente sus trabajos tras su largo viaje de festiva en festival, dentro de nuestras posibilidades y cada mes un poco mejor queremos por lo menos demostraros que ahí donde cabe una película, podréis encontrar un cortometraje. Todo esto rollo me sirve de introducción para comentaros que esta semana está teniendo lugar como muchos sabréis el Festival de cine fantástico de Cataluña. Y debido a este gran evento, por lo menos en Europa, hoy os venimos trayendo una historia un tanto fastástica, claro está, titulada Dirty Silverware de Steve Daniels. Galardonada en este festival a Mejor cortometraje de la edición 2011 junto a Unliving de Hugo Silva, esta cinta de 16 minutos os hará reflexionar sobre el uso corriente de los cubiertos.

 

 

 

Leer más en: Cine corto

Comenta este artículo
Comentarios

La Favorita – Los Límites del Amor

Bohemian Rhapsody – La diversa familia del rock

Quién te cantará – Reinventarse o morir

La buena esposa – Un mundo de hombres