REMIX Intergaláctico | Las Canciones de Guardianes de la Galaxia Vol. 2

hace 7 meses en Críticas, El despacho del Master, Música de cine por

Tres años después de presentarnos a Peter Quill, Gamora, Rocket, Drax y Groot, ¡James Gunn vuelve a ponerse tras las cámaras para traernos Guardianes de la Galaxia Vol. 2!

Siguiendo la estela del anterior largometraje, nuestro grupo de héroes (ya establecidos como guardianes oficiales del orden interplanetario) conocerán al padre de Quill (Kurt Russell) y se enfrentarán a sus secretos, mientras son perseguidos por los esbirros de Yondu, Nébula y por si fuera poco, toda una civilización (los soberanos).

Cuando se anunció la segunda entrega de la saga, algo que temimos la mayoría de los seguidores fue que cayera en una repetición de los mismos clichés que tan bien les habían funcionado en la primera entrega. El mérito de esta segunda parte es que en vez de repetirse, usa la primera película como punto de partida para desarrollar en profundidad a los personajes principales, introducirnos nuevos personajes o dotar de mayor relevancia a personajes hasta ahora secundarios (Yondu y Nébula).

Guardians-of-the-Galaxy-Vol-2-trailer-breakdown-69

Llámales frikis…

 

Una película con un mapache, una mujer verde y un árbol que salvan la galaxia, tiene que tener una trama muy buena y saberla gestionar muy bien si no quiere caer en el ridículo. Pero, en contraposición a la mayoría de las películas de superhéroes, Guardianes de la Galaxia Vol. 2 huye de la solemnidad y no se toma en serio a sí misma (esto no quita que pueda jugar muy bien con los sentimientos de los personajes y generar situaciones dramáticas que hagan que se te encoja el corazón) siendo precisamente esto, lo que genera ese ritmo que hace que disfrutemos más del desarrollo de la trama.

Gran parte de este mérito reside en el elenco de actores escogido; el papel de Peter Quill está hecho a medida para Chris Pratt, gamberro y heroico a partes iguales, y encuentra su contrapunto en Gamora (Zoe Saldana) seria y responsable. Asimismo, las referencias culturales a los años 80 (Pac Man, Cheers o El Coche Fantástico) están muy bien llevadas y están lo suficientemente esparcidas a lo largo de la película que hace que surjan de manera bastante orgánica.

Una vez más la música vuelve a ser esencial en el desarrollo de la trama y es la que guía los momentos más relevantes de la cinta. Así que vamos, ahora sí, a por las canciones clave de la película.


Captura de pantalla 2017-04-30 a las 21.23.03¿Alguien ha dicho spoilers?

Las principales virtudes de las canciones escogidas son la capacidad de unión intergeneracional que se establece entre el público, al escuchar los niños las canciones que escuchaban sus padres cuando eran jóvenes. Y que además el uso de canciones relativamente desconocidas para el gran público da una frescura y originalidad que se agradece en el cine de acción (escuchar Fox on the run es mucho más refrescante que escuchar Highway to Hell en una película).

 

  1. 1. Mr. Blue Sky.- Electric Light Orchestra (1977)

Cuando baby-Groot conecta los altavoces y empiezan a sonar los primeros acordes de esta canción sabes que la película como mínimo va a tener una banda sonora a la altura de la primera. Aparecen los créditos iniciales mientras vemos a Groot bailar al ritmo de la melodía de Jeff Lynne y a nuestros héroes de fondo luchar contra una especie de pulpo gigante del espacio (Un Sarlacc rosa volador). Lo importante de esta escena inicial, no es la pelea épica, lo realmente importante, es ver los pasos disco del pequeño arbolito; aquí ya podemos empezar a ver que el tono de esta película va a estar en la línea de su predecesora.

guardians-of-the-galaxy-2-image-drax

Igual también es primo del Kraken de Davy Jones.

  1. 2. My sweet Lord.- George Harrison (1992)

Esta canción nos adentra en el planeta de Ego (el padre de Peter) o mejor dicho en el planeta Ego. Muy bien escogida una canción sobre Dios para hablar de un dios (con “d” minúscula), Ego.

 

  1. 3. Come a Little Bit Closer.- Jay and the Americans (1964)

Ver a un mapache y a un hombre azul caminar a cámara lenta mientras aniquilan una orda de esbirros y destruyen una nave entera sin despeinarse nunca había sido algo tan cool como en esta secuencia. Pocas cosas resumen mejor lo que es la posmodernidad si además aliñas esto con música de los 60.

Sin duda una de las escenas más memorables de la película.

 

zoe-saldana-as-gamora-guardians-of-the-galaxy-vol-2-1080P-wallpaper

Hay tantos chistes con lo de que sea verde, que no me decido por ninguno…

  1. 4. Brandy you´re a fine Girl.- Looking Glass (1972)

Ego se acerca a su hijo mientras este escucha esta canción y le dice que le acompañe, que tiene un proyecto que contarle. Esta es la canción que define perfectamente a Ego: “Brandy eres una buena chica, serías una esposa perfecta, pero el amor de mi vida es la Mar.”

Por mucho que amara a la madre de Peter, la vida de Ego no estaba destinada a un amor mortal, sino a la colonización del universo. Aprovecho para comentar lo bien escogido el nombre de Ego para una conciencia interplanetaria que quiere hacerse con el control de la galaxia.

 

  1. 5. The Chain.- Fleetwood Mac (1977)

“No debiste matar a mi madre ni estropear mi Walkman” dice Peter tras recordar los momentos felices de su vida, y sacar fuerzas para deshacerse de los tentáculos de su padre y enfrentarse a el.

landscape-1468945290-guardians-of-the-galaxy-vol-2

Taller de bodypainting y de fallas. Todo a la vez.

  1. 6. Father and Son.- Cat Stevens (1970)

Sin duda la escena más dramática de toda la película, Peter escucha esta canción sobre los consejos que le da un padre a su hijo, justo después de haber perdido a dos padres (su padre biológico, Ego; y su padre adoptivo, Yondu).

Yondu yace en una camilla a punto de ser incinerado, Rocket avisa al resto de saqueadores (de los que Yondu había sido desterrado) y les cuenta las hazañas de este; al momento podemos ver como varias naves se van agrupando alrededor de la de nuestros protagonistas para rendir culto a Yondu, mientras despliegan un espectáculo de pirotecnia espacial, las cenizas de Yondu vuelan por el espacio, Stevens sigue sonando de fondo, Rocket derrama una lagrima y termina la película.

Leer más en: Críticas, El despacho del Master, Música de cine

Comenta este artículo
Comentarios

¿Qué nos quiere contar Aronofsky con Madre!?

To the Bone – Hasta los huesos de realidad

Películas de terror para la noche de Halloween

Les amours imaginaires – Momentos de música y estética